Descentrandonos de izquierda a derecha (El Sr. Mire Usted y el Sr. Vamos)

¿Que maravilla? Ya hemos entrado de lleno en precampaña política y no paran de entrarnos por el oído derecho las afirmaciones de quienes se consideran de izquierdas mientras que por el izquierdo nos entran las de los de la derecha. Sí, eso es desordenando nuestras conciencias con discursos vacíos de contenido, poniéndose reiteradamente en ridículo ante la memoria colectiva, qué nos toman por amnésicos, pretendiendo cambiar nuestras opiniones con sus interpretaciones de los hechos. Dedicándose exclusivamente a tirarse los trastos a la cabeza unos a otros en debátes fútiles que pretenden enardecer nuestros ya cansados ánimos al oir de nuevo las mismas retahílas que ya no tejen nada. 

Mire usted  Sr. que comienza habitualmente las frases de esta misma forma, por mucha verborrea que me venda, no está haciendo su papel crítico con coherencia. Sr. Vamos, que es la clásica que su oponente ha frito tanto que ya no sabe ni con quien quiere identificarse y no va  ni nos lleva a ninguna parte con sus argumentos. Es que no han demostrado sus Señorías ya hasta la saciedad que sus colegas en los ámbitos regionales se casan por el interés después de preparar jugadas maestras de ajedrez en la planificación informativa previa a la campaña. Además lo hacen aún a sabiendas de dejar opiniones sin representación. 

Basta ya dejen de jugar con las ilusiones y opiniones de la gente a base de lavado de cerebro televisivo. Desde pequeña me enseñaron a no hablar de política en los entornos familiares y de amistades por imposición social, con el paso de los años fuí poco a poco comprendiendo el porqué. Si uno se quiere mover libremente por el mundo es mejor que no le pongan color, ni bandera para que ni lo clasifiquen a uno en dos simplistas cubiculos móviles, ni lo tachen de disidente. Para qué nos quieren convencer de  que esos dos cajones gigantes fusionables cuando les haga falta existen.
Creánme me muevo por el mundo y me apena ver como en las comunidades y países en los que he vivido todos los políticos siguén modelos de persuasión bipolares en sus campañas que no se corresponden con lo que anuncian al día siguiente de las elecciones sobre pactos, sean al menos un poco más honrados y anuncien ya desde la precampaña: El CLQM(Coalición de Los que Quieren Mandar) va representarles independientemente de a quién voten. 
Claro que eso sería un suicidio político ¿No? Quiza es que el Sr. mire ustéd y el Sr. Vamos están yá preparando el pacto de gobierno con los de la minoría que  se apuntan a un bombardeo siempre  que se les llama a filas o incluso entre ustedes mismos, aprendiendo de la sabia filosofía política alemana actual que les puede proporcionar el plan de creación de opinión: “El consenso es la solución” ya puesto en práctica en sus últimos comicios o ampliando los planes regionales como el de las provincias vascongadas fruto de  cuyo pacto parece haber sido substituido el único programa interesante de debate real de las tardes que se emitía en el canal autonómico ETB por otro de psedudodebate cuatribanda político. 

Todo ello, claro está, un función de unos sondeos de intención de voto que se publican sólo con los datos que interesa. Menuda pereza, como menor de 35 años víctima de las estadísticas tipo, no me siento representada en sus programas electorales. Se me plantea de nuevo el eterno dilema de a quién votar porque soy apolítica. Siento en el alma decirles que ni los argumentos derechistas ni los izquierdistas penetran por la oreja inversa a la cual van destinados. Considero ambos cercenamientos del pensamiento obsoletos y superados por la experiencia de ya varios siglos, con lo cual tampoco existe ya el centro. Todas las formulas representativas han sido ya superadas por la realidad, unos pocos jovenes luchan contra la globalización, otros en las ONGs  y muchos siguen hastiados por el desengaño en el que crecimos. ¿Serán ellos los pioneros o sera una voz de aviso que les zumba en los oídos? Sus ideas no resuelven nuestros problemas, no permiten a la mayoría de nosotros independizarse de sus padres porque Vds. no colaboran con las empresas  para cambiar la mentalidad de pagarnos una miseria con la excusa de que somos jóvenes y ya nos están haciendo un favor permitiéndonos entrar en la galaxia laboral. Mientras  ibamos creciendo, veíamos como los precios de los pisos subían como la espuma gracias a sus negocietes limitando la libertad de construcción en suelo para forrarse sus bolsillos privados de paso que seguían llenando las arcas del estado con las viviendas de protección oficial para dar de comer, claro está, también a sus alguaciles y alcaldes con más negocietes.

Por favor no tomen esto meramente como una crítica agresiva o negativa, si no más bien como un pequeño toque de alarma fruto o consecuencia de  esa crísis  que retumba en sus conciencias.  Sólo espero que  estas  letrillas  les sirvan para recapacitar, ponerse a pensar (pero de verdad) y cambiar actuaciones enquilosadas en los usos habituales por otras quiza más efectivas que resuelvan los conflictos entre la realidad plural y las visiones políticas sesgadas por deformación profesional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s