Mi resumen del libro Sensación de Fluidez

Sensación de fluidez
La sensación que me ha dejado este libro es que su autor nos muestra el liderazgo de una forma refrescante y creativa que fomenta el dinamismo como herramienta de liderazgo haciéndonos huir de todas aquellas sensaciones paralizantes que no permitan que la creatividad fluya.
En primer lugar nos plantea saber a dónde vamos y para ello nos propone tener una visión en la que se fije una reunión con el equipo para discutirla y debe de ser compartida por todos los miembros, al final de esa reunión todos deben comprometerse como si esa visión se tratase de un contrato. Después habrá que poner en marcha esa visión y concretarla en una serie de objetivos retadores y realistas y todo el equipo debe plantearse preguntas acerca de esa visión. Cada 6 semanas habrá que hacer una reunión para contrastar nuestras percepciones y ponerse de acuerdo sobre varios puntos de vista. Finalmente habrá que dedicar un día al mes a tratar con otros temas y gentes para profundizar la atención y ampliar el campo de visión para llegar adonde quieres.
El método escogido para plantear una visión y seguirla en equipo me parece útil para perseverar en conseguir el objetivo que uno se plantee y poder alcanzarlo en grupo teniendo en cuenta las opiniones de todos los miembros del equipo desde un punto de vista conjunto. Esto es muy importante para que todos los miembros del equipo se sientan comprometidos con dicha visión y motivados para perseguir los objetivos planteados.
A continuación nos plantea tener olfato para los negocios. Para ello nos recomienda una serie de compromisos personales para conseguirlo. Primero que lo emocional también cuenta, no se puede dirigir a un equipo sólo des de la racionalidad, hay que tener en cuenta las experiencias emocionales. La ansiedad reduce el rendimiento. Tenemos que dedicar tiempo a relajarnos con alguna actividad física que nos guste. Es importante disfrutar con lo que uno hace. No hay que temer probar, fracasar y aprender de los errores. Si no probamos cosas nuevas no obtenemos resultados diferentes.
Nos recomienda estar en sintonía con nuestros sentimientos y huir de la ansiedad. Lo más importante, creo yo, es que nos invita a probar cosas nuevas. Como suelo decir más vale un error por comisión que por omisión ya que de esta forma es posible que surja algo nuevo.
Escuchar es muy importante ya que transforma nuestra percepción. En base a esta premisa también nos da consejos para formar grupos y crear confianza: comprender el individuo, prestar atención a los pequeños detalles, mantener el compromiso, aclarar las expectativas, demostrar integridad personal, disculparse sinceramente cuando se pide un reintegro.
También para comprender es necesario escuchar. Oír es un proceso físico; escuchar es un proceso mental. Si una persona no se siente escuchada, no tendrá confianza para contribuir. La forma más importante de mostrar respeto a una persona es escucharla. Debemos cumplir con lo prometido, sino la confianza será difícil de reparar. Si deseamos que nos comprendan, que los demás comprendan lo que decimos, nosotros debemos comprender primero a otros. Es el principio de la reciprocidad. Para una reparación hay que disculparse frente a los subordinados. Los desconfiados y los malos escuchadores no hacen equipo, no generan interdependencia. Para que las reuniones sean bien hechas y aprovecharlas desde el punto de vista formal, debemos convocarlas con horas de inicio y final, orden del día detallado y reparación y preparación suficiente. No debemos monopolizar las reuniones. Como líder del equipo no debemos introducir todos los temas ni hacer el resumen final. Al final, hay que asegurarse que las conclusiones lleguen a los asistentes y que se haga un seguimiento de todo lo acordado.
En principio con todo esto nos invita a crear equipo y mantenerlo unido a través de la comunicación basada en la escucha mutua, teniendo en cuenta el ambiente viciado en el que hoy en día viven muchas empresas supone un soplo de aire fresco que plantea cuestiones de sentido común como escuchar que sin embargo a menudo se olvidan en la rutina diaria del trabajo.
Uno de los consejos en mi opinión más relevantes es el del arte de flotar. Dicen que cuando flotemos en el agua por una hora y escuchemos a músicas clásicas como Mozart eso mejora la capacidad de pensamiento. Agua y música clásica para fortalecer nuestra creatividad. Eso si yo lo aplicaría hasta la muerte. Porque es muy relajante, eficaz, y mejora el pensamiento.
Otro punto importante es el del contacto, no podemos vivir sin afecto, sin aprecio y sin afecto no hay tacto. Muy importante también es el consejo para obtener esa sensación de fluidez, hay que relajarse, concentrarse, divertirse. Llegar a esa sensación se obtiene de la autoconfianza, de la tranquilidad, de la diversión, de tomar el pulso de las cosas, del convencimiento en las propias posibilidades y del reto marcado.
Finalmente nos dice que positivar es de buen gusto. Siempre hay que decir a su empleado lo que hace bien y lo que hace y decirle los porqués. Hay que equilibrar los esfuerzos negativos con lo positivos. Cuando hagan bien las cosas hay que felicitarles, cuando lo hagan mal, hay que decirles que pueden mejorar diciéndole los porqués. Nunca quejarse sin exponer los motivos. Nunca criticar sin aclarar que hemos aprendido del incidente. Eso yo lo aplicaría para cualquier momento en mi vida, para mis niños, mis amigos, y mis colegas.
De mi propia experiencia se que se obtiene una comunicación mucho más fluida en todos los sentidos y muy necesaria en el trabajo en equipo cuando se felicita por las cosas bien hechas, más aun si esa felicitación viene de fuera ya que de esta forma los compañeros aprecian lo positivo y no reciben sólo la imagen de que uno se dirige a ellos sólo para recriminarles si no también para premiar su buen hacer. Importante para mantener motivado y unido al equipo.
Finalmente habla de la interdependencia. Una pequeña modificación que hiciera es decir que la interdependencia es una sinergia entre seres humanos que nos hace ver que no podemos vivir, ni hacer nada sin uno a otros. Yo pienso que es la manera más fácil de explicar la interdependencia para las empresas. Es decir que pone el marco en el que actuamos, hace ver lo importante que es la visión de equipo y la comunicación ya que no podemos vivir los unos sin los otros y que todos estamos de alguna forma interconectados así que deberíamos actuar teniendo en cuenta esta interdependencia y crear sinergias, visiones comunes a través de una buena comunicación para llegar a esa sensación de fluidez.
Anuncios

Un pensamiento en “Mi resumen del libro Sensación de Fluidez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s